964 16 00 34 - Calle Segura Barreda, 28, 12300 Morella, Castellón|ajuntament@morella.net

Fiestas y tradiciones

Home/Fiestas y tradiciones
Fiestas y tradiciones 2017-07-31T15:07:25+00:00

El calendario de las fiestas y tradiciones morellanas está marcado sobretodo por las celebraciones religiosas. Ha ido evolucionando con el paso del tiempo, pero sigue agrupado en dos ciclos: uno de fiestas que se hacen todos los años, y otro extraordinario de periodicidad sexenal.

Festes Anuals

Los Reyes Magos

Cavalcada de Reis

Cabalgata de reyes

La fiesta sigue un esquema clásico: la tarde del día 4 pasa un paje real para recoger las últimas cartas que contienen la ilusión de los niños, y la víspera, el día 5, se hace la cabalgata de Sus Majestades los Reyes, que entran por Santa Llúcia y el Portal de San Miguel, donde comienza el desfile, con los pajes y los vehículos que llevan los regalos y el carbón para los niños malos.

Durante el recorrido algunos de los niños que viven en el itinerario real reciben de manos de los pajes los regalos. En el Ayuntamiento, la corporación municipal recibe a los Reyes Magos y desde el balcón pronuncian unos parlamentos. A continuación, la Villa acompaña a los Reyes a la iglesia, donde, después de una breve recepción, se reparten los regalos a los niños.

El día 6 por la noche los mayorales de San Antonio suelen organizar el bureo de Reixos (baile).

Carnavales

Carnestoltes

Carnaval

El Carnaval era una fiesta enraizada donde la gente se disfrazaba criticando la actualidad y las autoridades. Antes se celebraba del domingo al martes antes de entrar en Cuaresma pero se dejó de celebrar después de la Guerra Civil y se ha recuperado con la democracia. Actualmente se celebra el primer sábado de Cuaresma, es decir el fin de semana siguiente al que toca al calendario, aunque el viernes los pubs también suelen organizar alguna fiesta.

El Carnaval de Morella conserva el tono crítico y tiene como característica la absoluta libertad organizativa: la gente se disfraza como quiere, en grupos de amigos, en parejas o de manera individual. Salen dos rúas: la infantil a primera hora de la tarde y la adulta antes de cenar. Durante toda la noche, hay baile popular en la Plaza.

Semana Santa

Processó

Procesión

La conmemoración de los últimos días de la vida terrenal de Jesucristo comienza el Domingo de Ramos. La bendición de los ramos se hace delante del convento de San Francisco y se baja en procesión hacia la iglesia. Ya hace unos años que un grupo de bombos y timbales ha emprendido la costumbre de la Rompida de la Hora. El viernes por la mañana se hace el Vía Crucis (les Creus).

Entre los actos religiosos destacan las solemnes y austeras procesiones, donde el color negro de los trajes de la Cofradía de los Dolores expresa el rigor y la severidad de la Semana Santa morellana. En la de Jueves Santo las curolles (“nazarenos”) portan un misterio, símbolo de alguno de los pasajes de la Pasión de Jesús. La de Viernes Santo o del Santo Entierro, también se hace a primera hora de la noche. En Pascua, las pandillas de jóvenes continúan con la costumbre de ir a pelar la roscafuera de casa

Feria de ganado

Fira de Ramat

Feria de ganado

La Fira va ser concedida per Jaume I el 1257 i actualment se celebra el segon cap de setmana de setembre. Es tracta d’una fira ramadera, on es conjuguen les dues tradicions que van donar fama a la vila medieval: el comerç i la ramaderia. la tradició comercial de la ciutat es conjuga amb l’exposició de bestiar selecte, instal·lacions, ferramentes i maquinària agrícola.

San Julián

Processó del dia de Sant Julià

Procesión del día de San Julián

El 7 de enero, es fiesta local en Morella. Se trata del día de San Julián, patrón de la ciudad. La fecha recuerda la dedicación de la iglesia pocos días después de la conquista cristiana. Por la mañana se hacen las celebraciones religiosas (misa y procesión). También se hace un acto cívico por parte del Ayuntamiento donde se aprovecha para entregar las distinciones de la ciudad a personas y colectivos señalados.

Fiestas de barrio y sectoriales

Festa de Sant Juan

Los vecinos de algunos barrios de la ciudad (San Juan, San Miguel, la Puritat, Plaza de Colón…) organizan la fiesta de su barrio. La de San Juan, que ya lleva casi treinta años, se traslada al fin de semana, pero de los antiguos ritos de la noche de San Juan aún ha quedado una cierta costumbre de bajar las macetas de los balcones y dejarlas enramadas por las cuestas. Otros colectivos también organizan sus días de fiesta, como los chóferes por San Cristóbal o los músicos por Santa Cecilia.

Fiestas de agosto

Desde los años 60 del pasado siglo se han ido concentrando en el mes de agosto una serie de actividades festivas, como la semana de la juventud, el agosto cultural, el festival de música y los días dedicados a la gente mayor, a la gente menuda y a la Virgen.

Festes d’Agost

En agosto también hay los bous de Sant Roc desde el año 1966. Era la fiesta de los vecinos de la calle de Sant Roc, hasta que en 1960 se hicieron cargo los quintos. Usualmente los toros se hacen la semana posterior a la Virgen de Agosto, pero esta fecha puede variar en función de las fiestas extraordinarias (AnunciSexenni).

El sábado y el domingo sale la Danza dels Pelegrins, niños y niñas que recitan relaciones que pueden loar el santo, estar relacionadas con los elementos de la fiesta o hacer broma o crítica social. El domingo se montan los carafalsos en los pilares de la Plaza para poder resguardarse de los toros. Desde finales de los años ochenta se hacen cuatro días de toros.

Corpus Christi

Processó del Corpus

Procesión del Corpus

La procesión del Corpus es de las más antiguas, ya que está fechada en 1358 y seguía las pautas de la de Valencia, tres años anterior. La procesión conserva los diferentes cuadros bíblicos y desde 1990, año en que se quitó la fiesta laboral del Corpus, se ha trasladado al domingo siguiente. El sábado se hace la Degolla, donde una serie de personajes y muchos niños vestidos de blanco y rojo recuerdan en una comitiva la matanza de los Santos Inocentes.

San Antonio

Las Santantonades son una de las fiestas más características y representativas de la comarca de Els Ports. En Morella se celebra el fin de semana posterior a la fiesta de San Antonio Abad (17 de enero).

El viernes por la noche se representa la Vida del Santo en la puerta de los Apóstoles de la Basílica de Santa María. Después de esta representación de las

Hoguera de San Antonio

tentaciones que sufrió el santo, se enciende la barraca. El frío glacial de una noche de invierno se transforma de golpe en la luz y el calor del fuego. La fiesta puede tener más o menos elementos generalmente en función de si hay mayoral o si se debe encargar de la fiesta el Capítulo de la Cofradía. En la Casa de la Cofradía, es costumbre que el mayoral ofrezca panoli a la gente, acompañado de aguardiente o moscatel. Más tarde, esa noche, pueden salir los jóvenes a cantar albadas. Se trata de composiciones en honor al santo y de comentario de la vida morellana.

Ya hace unos años que se han recuperado algunas costumbres que se habían perdido. El sábado por la tarde se puede representar en la Plaça la llaurà y el mondongo. Se trata de representaciones de esas actividades de la vida tradicional, como el labrar el campo o preparar las butifarras en el marco de una matanza tradicional. Otra representación es el contrabando. Se trata de una parodia de unos encuentros entre las fuerzas del orden y los contrabandistas, con varios actos, donde se puede escapar algún comentario fuera del guión sobre el pueblo. También podemos encontrarnos la estudiantina, el tío de la figueta o los quintos con escobas.

Rogativas y primas

Entrega del rollo

La primavera es tiempo de rogativas. Muchas se han perdido, pero muchas otras se conservan. El primer sábado de mayo los morellanos bajamos a pie a honrar a la Virgen de Vallivana en su Santuario, que está a más de veinte kilómetros de la ciudad, y el domingo regresamos. El año de Fiestas, como ya se va en agosto a subir la Virgen y en octubre a bajarla, no se va de rogativa a la ermita el mes de mayo, desde 1824 en qué se acordó hacerlo así. Desde que existe la carretera va por la N-232, pero el itinerario de la rogativa procura apartarse cada vez más del tráfico y regresar a los caminos tradicionales.

De San Marcos (25 de abril) a San Cristóbal (10 de julio) en varios puntos del amplio territorio municipal se bendice el término. Algunas personas, ya sea por turno entre las masías del voto próximos a una determinada ermita o peirón con la imagen de un santo, o bien por promesa, suelen dar un rollo o prima a los asistentes, hecho que ha acabado dando nombre a esta costumbre: la prima de Sant Marc, la prima dels coixos…

Navidad y Año Nuevo

Nadales

Nadales

El Nadal és una festa on la família es reunix a taula amb un menú tradicional a base de pilotes. La vespra de Nadal, hauran eixit a cantar pels carrers. El dia 26, Nadalet, també és festa local. Per celebrar el Cap d’Any, cada cop més gent puja a la nostra terra, sobretot a les cases de turisme rural.

L’anunci

El año anterior al que toca cumplir con el Voto de nuestros antepasados el pueblo se prepara. La primera manifestación sexenal es la aparición de los Ninots en diversas calles de la ciudad los tres primeros domingos de agosto. Los ninots tienen un verso que explica la escena, incluyendo la correspondiente dosis de humor sobre las cosas que han pasado en los últimos seis años.

En la calle de la Fuente, la víspera de la Virgen de Agosto se ponen los volantins, que son unos muñecos articulados en una barra cilíndrica que cruza de lado a lado de la calle que se hacen bailar manualmente. Los volantins son un elemento muy característico del ciclo sexenal.

El cuarto domingo de agosto es el Anunci. En principio, cada calle hacía un poco de fiesta después de anunciarse las Fiestas del año siguiente en la misa mayor de la Virgen de Agosto. Esas celebraciones fueron evolucionando cabeza al desfile de carrozas actual. Las carrozas han seguido la misma evolución que la decoración de las calles: primeras con brosta y después con papel rizado; primero con caballerías y desde 1921 ya hay con tracción a motor.

Uno de los elementos más singulares es la inmensa cantidad de confeti que se tira al desfile, sobre unas 80 toneladas, que dejan un espesor de un o dos palmos a la calle. Esta ingente cantidad de papel estalla en una batalla incruenta de colores donde los dos peligros principales son tragarse una buena ración de metralla de papel y tropezar con los obstáculos que quedan ocultos bajo la nevada de papel. Se trata de una tradición antigua porque ya el 1897 está documentado que se tiraron confeti y serpentinas.

En la actualidad, primero se hace la misa, y hacia mediodía el pregón solemne del bando de la Villa donde se manifiesta la intención de cumplir el Voto. El pregonero hace la vuelta general por toda la ciudad. Por la tarde será el desfile de carrozas con la temible batalla de confeti.

El sexenni

Por el agradecimiento al librar a la ciudad de una terrible peste en 1672, el 14 de febrero de 1673 las autoridades civiles de la villa, a petición popular, formulan el voto de agradecimiento a la Virgen de Vallivana para realizar un solemne novenario de seis en seis años. Desde entonces, el voto sólo se ha dejado de cumplir en la Guerra de Sucesión y en la del Francés y si no pasa nada, se seguirá cumpliendo el 2012, el 2018, el 2024…

Así, cada día del novenario la fiesta la patrocina un Gremio representante de los diversos sectores socioeconómicos de la ciudad, que han ido variando en función de la evolución de la ciudad. Los Gremios actuales son: Clero, Ayuntamiento y Camarera de la Virgen; Gente Mayor; Labradores; Colonia Morellano-Catalana; Colonia de Morellanos Ausentes; Profesiones, Industria y Transportes; el Comercio; Artes y Oficios, así como la Juventud.

El Sexenni se celebra actualmente la segunda quincena de agosto. El jueves por la tarde se hace la Entrada de las Colonias, un acto en el que los morellanos que viven fuera de la ciudad a causa de la emigración se reencuentran simbólicamente con los que viven a la ciudad.

El viernes una vez ya están todos los morellanos en Morella, sale de Morella la Rogativa para ir a subir a la Virgen, pasa la noche en el Santuario y sube el sábado con la Imagen.

Para recibir a Nuestra Señora de Vallivana se comenzó adornando la iglesia con flores, más tarde algunos puntos concretos y al final se ha acabado adornando todo el recorrido de la imagen dentro de las murallas, con el trabajo del papel en las calles.

Uno de los momentos más emotivos sucede cuando la imagen entra en la ciudad por el portal de l’Estudi. Una vez la imagen está en su peana, mueve la procesión de entrada a la ciudad hasta la iglesia. 

El domingo se realiza la procesión general donde participa, de una manera u otra, todo el pueblo con las danzas, los cuadros bíblicos y el bestiario popular siguiendo un orden muy marcado. El lunes de noche se hace el rosario con gran devoción, desde 1922, y da la Vuelta de Cofradía, por las calles altas de la población.

El resto de días del novenario se repite un mismo esquema: primero la misa, que se procura solemnizar con un coro y un predicador destacado, después el retaule, donde cada gremio desfila por la ciudad acompañado de las danzas y otros elementos del folclore sexenal. Por la tarde, los gremios organizan algún concierto o actividad para los niños y por la noche, baile.

El año de Fiestas la imagen baja a la ermita en octubre, en otra rogativa, después de haber visitado los enfermos del pueblo.